Donald Trump to his Secretary of the Treasury: „Chase Bitcoin“

 

U.S. President Donald Trump wanted to get his apparent problem with Crypto Trader off Twitter and up to the regulatory level, according to former national security consultant John Bolton.

A June 18 Forbes article on Bolton’s new book, The Room Where It Happened, reveals that Bolton heard Trump tell Treasury Secretary Steven Mnuchin to go after Bitcoin. The conversation between Trump and Mnuchin was about trade sanctions and tariffs against China in May 2018.

The U.S. tax court says you must sell your crypto currency savings if you owe the IRS

This isn’t the first time Trump has expressed his aversion to cryptomonry. He gave a speech on Twitter in July 2019, in which he said Bitcoin (BTC) „wasn’t money“ and „wasn’t based on anything. He continued to attack the Libra token on Facebook for having „little position or reliability“.

Supporting Trump
The Secretary of the Treasury supported Trump’s position in the media after the July 2019 tweets, saying that the White House was „looking at all the crypto currencies“ and then claiming that BTC and other crypto currencies are used for money laundering more often than money.

In February of this year, Mnuchin told a hearing that he would announce some „important new requirements“ for crypto currencies with the Financial Crimes Enforcement Network, alluding to increased federal government oversight to prevent money laundering.

CFTC president warns against „overly prescriptive rules“ on crypto

An „undercover“ pro-bitcoin
But Trump has also made some decisions that may have benefited cryptomoney after Bolton’s alleged conversation. The president appointed Mick Mulvaney as White House chief of staff in October 2018. Mulvaney is pro-Bitcoin and called the BTC a currency that „cannot be manipulated by any government.

Nueva Zelanda recupera 90 millones de dólares del blanqueo de Bitcoin en Rusia

La Unidad de Recuperación de Activos de Nueva Zelanda ha anunciado una nueva serie de acciones contra una empresa propiedad del Sr. Bitcoin Evolution un hombre ruso acusado de haber lavado supuestamente más de 4.000 millones de dólares en criptodólares. Las autoridades policiales neozelandesas descubrieron una empresa con conexiones con Alexander Vinnik, que tenía una cantidad inusual de dinero en sus cuentas.

La policía de Nueva Zelanda unió fuerzas

con el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos para localizar los fondos perdidos. Según el Comisionado de Policía Andrew Coster:

    El dinero recuperado es más probablemente el beneficio obtenido de la victimización de miles, si no cientos de miles, de personas en todo el mundo como resultado de la ciberdelincuencia y la delincuencia organizada.

Vinnik, quien supuestamente poseía y operaba la deshonrada bolsa de criptodólares BTC-e, fue arrestado el 25 de julio en el centro turístico de Halkidiki, en el norte de Grecia, durante una redada de las autoridades locales, junto con las agencias federales y las fuerzas del orden de los Estados Unidos. La policía griega lo describió como „un ‚cerebro‘ buscado internacionalmente de una organización criminal“. También se le acusó de haber blanqueado 300.000 Bitcoin, unos 4.000 millones de dólares, durante los seis años en los que supuestamente formó parte de la BTC-e.

El 26 de julio de 2017, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó a Vinnik y a BTC-e del funcionamiento de un plan internacional de blanqueo de dinero, de la supuesta participación en la piratería informática en 2014 del intercambio de Bitcoin con sede en Japón Mt Gox, de corrupción pública y de tráfico de drogas, entre otros delitos. Finalmente fue enviado a Francia, donde se le acusa de extorsión, blanqueo de dinero y conspiración, pero las solicitudes de extradición de Rusia y los Estados Unidos siguen pendientes.

Vinnik, de 38 años, ha negado con vehemencia todos los cargos de EE.UU., afirmando que es simplemente un consultor de Bitcoin. Después de su cierre, el propio BTC-e emitió una declaración formal declarando que Vinnik nunca fue un empleado, prometiendo devolver todos los fondos de los clientes.